Acusan de estafador a un hombre que se hizo pasar por mediador ante la DGII

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Santo Domingo. – La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional envió por tres meses a la cárcel de Najayo a Alejandro de la Cruz, acusado de estafar con RD$4,125,000 al exfiscal Carlos Eurípides Moreno Abreu.

Cruz está imputado de engañar a su víctima haciéndose pasar por intermediario de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), según consta en la solicitud de medida de coerción.

Modo de estafa

El expediente agrega que en agosto 2018 De la Cruz conoció a Moreno Abreu, quien es en la actualidad gerente general de la sociedad comercial Negocios Recopel S.R.L., a través de una auditora, para que este le hiciera gestiones ante Impuestos Internos para arreglar un acuerdo de pago y reducción de las moras y multas por deudas fiscales, para lo cual presentaría un recurso de reconsideración y negociación.

Luego de varias reuniones entre la víctima y el imputado, este se habría comprometido a que en un plazo de tres meses llegaría a un acuerdo de pago de las deudas contraídas por la citada empresa ante la DGII. Contemplaba un pago inicial de RD$4,000,000 y once pagos parciales para los restantes.

La solicitud de medida de coerción indica que Moreno Abreu realizó siete depósitos a una cuenta bancaria que utilizaba el imputado a nombre de un presunto asistente, para supuestamente pagar a la DGII , lo cual no se produjo.

Dichos depósitos bancarios se realizaron en distintas fechas del año 2018, todos con el concepto de gestión de impuestos y sumaron un total de RD$2,625.000.

La información destaca que la víctima también efectuó dos pagos en efectivo de manera personal al chofer del imputado, los cuales sumaron un monto de RD$1,500,000.

Sin embargo, alrededor de seis meses después de haber entregado el dinero la víctima se enteró de que el imputado no había realizado ningún tipo de pago ni gestión de acuerdo ante la DGII, tras recibir un acto de alguacil de embargo retentivo de los activos de la empresa.

Las indagatorias del Ministerio Público, a cargo del procurador fiscal Quelvy Romero, establecen que el imputado Porfirio Alejandro de la Cruz Taveras utilizó a diferentes personas para que recibieran los referidos depósitos, para así no verse directamente comprometido, a sabiendas de que no era ningún intermediario de la DGII, con el único propósito de estafar.

El órgano persecutor le ha otorgado al presente caso la calificación jurídica de violación al artículo 405 dle Código Penal dominicano, que tipifica la estafa.

Querellantes

— Actividad
La empresa Recopel S.R.L., propiedad de Carlos Eurípides Moreno Abreu, se dedicaba al negocio de discotecas, casinos y centros de comida nocturna, según consta en el expediente acusatorio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *