Casarse y embarcarse

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Por: Mons. Ramón Benito De La Rosa y Carpio

Casarse es la opción fundamental de hacer y fundar una familia. Y el que se casa se embarca. Se embarca en un proyecto de vida, con dos personas que van a vivir juntos, una familia que se funda y que se establece.

Casarse es embarcarse en una misión. Esa frase popular “ni te cases ni te embarques en el día martes” es una frase que hoy se aplica a muchas realidades, que hay mucha gente que quiereÖ como si pensaran que todos los días son martes.

No te cases, no te embarquesÖ si te casas, te embarcas. Y por eso esa superstición “ni te cases ni te embarques en martes”, hoy día vale para mucha gente que no quiere ni casarse porque no quiere embarcarse de responsabilidad, quiere disfrutar del sexo, pero un sexo irresponsable, y si sale un niñoÖ eliminarlo, porque ese es su derecho, el derecho a poder vivir cómodamente. Si te casas, te embarcas, sea martes o cualquier otro día del año, de la vida o de la historia.

Hasta mañana, si Dios,
usted y yo lo queremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *