¿De qué la cuentan ahora?

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Por: Orlando Gil

La conversación entre el secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo y el presidente dominicano Danilo Medina no produjo el efecto que se suponía.

La carta del senador Bob Menéndez al alto funcionario de la administración Trump provocó mayores escarceos y se predijeron peores consecuencias.

Hubiera sido bueno conocer en detalles, a viva voz, ese intercambio, y apreciar los tonos y considerar las réplicas. Así por escrito y en comunicados se pierde lo más importante: el sabor.

El protocolo no lo permite y menos la confidencialidad de Estado, pero un audio como el que circula, de Roberto Rodríguez Marchena, hubiera sido un palo.

Como hasta ahora, ni injerencia extranjera ni colonialismo amable.

Al menos el fin de semana fue tranquilo: después del viernes, no hubo protesta, retiraron los militares y los legisladores, que estaban en sesión permanente, volvieron a sus pueblos.

Al ver la situación política en una especie de limbo momentáneo, un poco chusco, además perverso, le pregunté a la Reelección si había cogido miedo y replegado sus fuerzas.

Si podía darse por ganado a Leonel Fernández, y en su defecto a Luis Abinader.

Respondió contundente, y diría que molesta: “Déjalo así por ahora”.

¿Como dejarlo así después de estos meses de tanta intensidad, de crispación, de zozobra? Lo menos que se espera es que voltee el jaquet e intente confundir al enemigo.

¿Qué pasará esta semana, quién levantará la voz en la Cámara de Diputados, Rubén Maldonado o Elpidio Báez ? ¿Volverá Johnny Ventura a los alrededores del Congreso a recoger firmas? Ventura no sería el más adecuado después que Abinader fue, vio y venció, según la narración de los medios. Ahora le toca a Fernández ir con bolígrafo y libreta, ya que en esto, como en cualquier otra circunstancia, quien puede ir no manda.

Se tenía la impresión de que Fernández estaba sobreactuando, la percepción ahora es que Abinader sobrepasó el guion.

Que Abinader superó a Fernández en su misma cancha, y en este basquetbol lo del alcance es decisivo.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *