Empresa de México Deloitte contratada por la JCE para auditar el voto electrónico es asesora del Gobierno de Danilo Medina; también involucrada con Punta Catalina

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Santo Domingo. – Una fuente que informó al periódico Dajabón Digital, reveló que la empresa de México Deloitte & Touche SA, la cual fue contratada por la Junta Central Electoral (JCE) para auditar el voto electrónico que dio como resultado en las primarias del pasado 6 de octubre, está ligada al Gobierno y al presidente Danilo Medina, ya que la misma participó como árbitro junto al economista Andy Dauhajre en la adjudicación de la empresa termoeléctrica Punta Catalina.

Asimismo, informó que el mayor accionista de la compañía Deloitte es el señor José Luis de Ramón, asesor del mandatario Medina en la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales -CDEEE-, y quien le realiza trabajos de encuestas, Barómetro.

Indicó que la firma junto a Andy Dahuajre, crearon una empresa virtual para ser comparada con la compañía constructora brasileña Odebrecht en licitaciones fantasmas de Punta Catalina.

Dijo que la firma Deloitte, que auditará los equipos en la JCE, ha recibido 16 sanciones en los Estados Unidos desde 2012 al 2016 por faltas graves en sus funciones.

Se recuerda que:

Deloitte fue sancionada “por infracciones graves durante sus funciones

La firma Deloitte & Touche SA, escogida por la Junta Central Electoral (JCE) para realizar una auditoría forense al voto automatizado que utilizó en las pasadas elecciones primeras, fue sancionada “por infracciones graves cometidas en una auditoría”.

De acuerdo a datos de la empresa publicados por Wikipedia, la empresa Deloitte Touche Tohmatsu Limited, la cual está en el grupo de las cuatro grandes auditoras del mundo, recibió la sanción el 25 de abril de 2018 de parte del Instituto de Contabilidad y Auditorías de Cuentas (ICAC) de España, el cual está adscrito al Ministerio de Economía y Hacienda.

El motivo de la sanción, de acuerdo al enlace que pone Wikipedia, fue por las “infracciones graves” cometidas durante la auditoría a las cuentas del grupo ACS en el año 2011. ACS es una constructora española creada en 1942.

La sanción le fue impuesta a la firma y a su socio auditor Javier Parada Pardo el miércoles 13 de junio de 2018 en la resolución 7957. La sanción incluyó dos multas a la firma y dos al socio. La compañía fue multada por la suma de 267,260 euros y Parada Pardo con 6,000 euros.

Desde que se dio a conocer la escogencia de la empresa para realizar la auditoría forense a los equipos, usuarios de la red social Twitter comenzaron a cuestionar la decisión y a publicar enlaces de alegadas noticias en que la firma habría estado involucrada en escándalos por irregularidades, producto de lo cual habrían inhabilitado por cinco años en México y colocado multas en otros países.

El contrato

De acuerdo con un comunicado de la Junta Central Electoral, el valor del contrato asciende a 299,800 dólares (que serían RD$15,814,450 a la tasa de hoy), el cual es correspondiente a los honorarios y gastos del servicio contratado, sin impuestos. La JCE deberá pagar un 50% al inicio del trabajo y 50% al finalizar.

Deloitte casi quebró a Parmalat con fraude de 14 mil millones de euros

Esta empresa ha estado involucrada en varios escándalos a nivel internacional, uno de los más grandes y controversiales fue el de Parmalat, en el cual la firma casi llevó a la quiebra a la empresa italiana, convirtiéndose este en uno de los fraudes financieros más grandes de Europa.

El 11 de noviembre del 2003, Parmalat se desplomó en bolsa más de un ocho por ciento, hasta 2,37 euros, después de que su auditor, Deloitte & Touche, se negara a aprobar las cuentas del primer semestre.

Deloitte cometió el fraude alterando y controlando los documentos bancarios y de los auditores, de modo que la empresa entendía que todo marchaba bien en base a una documentación uniforme e históricamente falsa. Las cifras de la falsificación del balance fueron de 14.000 millones de euros. Deloitte y Parmalat falsificaban los balances de la empresa desde hacía 15 años al parecer con la complicidad con bancos y el director financiero de Parmalat, Calisto Tanzi.

Parmalat no desapareció con este caso gracias a los esfuerzos de las autoridades italianas, pero las consecuencias para accionistas, empleados y proveedores fueron muy negativas. Tanzi fue condenado a diez años de prisión y la auditora tuvo que pagar una multa de 150.000 euros. Actualmente, Parmalat pertenece a la empresa francesa Lactalis, que lo compró en 2011, adquiriendo por 3.400 millones de euros el 71 por ciento de las acciones.

En el 2004 El comisario extraordinario del grupo alimentario Parmalat, Enrico Bondi, reclamó una indemnización millonaria (cerca de 10.000 millones de dólares) a las auditoras Deloitte & Touche y Grant Thornton, en concepto de resarcimiento por los daños causados durante su gestión, luego de despedirlas.

En el 2007 Parmalat y Deloitte llegaron a un acuerdo en el que la firma se comprometió a pagar un monto de 149 millones de dólares para resarcir el daño causado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *