Estimado Compañero Domínguez Brito

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Por: Daniel Regalado Rojas (Danielito, el cartero)

Un cordial saludo para ti y para tu hermano, que está de cumpleaños, me conoce bien y sabe sobre mis funciones como diplomático de la República Dominicana.

Luego de haberle respondido una carta a Amarante Baret, muchos me han llamado el cartero. Te había escrito una carta a ti, cuando hiciste un video incendiando a una gorra de mi partido (ese día te perdí el respeto), pero preferí no enviarla. Por un tiempo muchos te observamos como un potencial relevo del liderazgo de nuestro partido, pero déjame decirte que brillaste más mientras Leonel fue presidente que lo que has podido lograr en los 7 últimos años.

Lo primero que me sorprendió de tu carta a Leonel, fue ver la forma ingenua en que te comparas con José Francisco Peña Gómez, el más grande líder de masas que ha existido en la República Dominicana. Mas respeto por favor.

Si existiera una política de debates en la República Dominicana, también existiría un mínimo de aceptación en el electorado para ser digno de debatir. Siendo así, te verías en la obligación de debatir con Hipólito Polanco y Manuel Crespo. Y quien sabe, quizás conmigo.

Ver a una persona que ha sido ministro en 12 años de gobierno de Leonel y en 5 de Danilo Medina, no solo queriendo ridiculizar a Leonel Fernández, sino pretendiendo tener el mismo liderazgo que él; me duele y me preocupa:

Me duele porque veo que el agradecimiento es una virtud poco común en mi partido y me preocupa porque el mensaje final de quienes creen que el liderazgo se traspasa, es el mismo mensaje de nuestra juventud que cree en la vida fácil, en el robo y la delincuencia que tanto combatiste.

Como dijo de forma magistral el compañero Francisco Javier García, pero parece que no lo escuchaste:

«el más grande error que podemos hacer en política es subestimar y llamar cadáver político»

Mencionó el ejemplo de Balaguer en el 1978 y mencionó a Hipólito y por supuesto, mencionó a Leonel. No fue más directo por prudencia, pero el mensaje subliminal llego y fue que muchos de ustedes desde el 2015 han estado subestimando a Leonel Fernández, a un líder político que lleva 7 años sufriendo todo tipo de ataques e irrespetos de PERSONAS que él llevó al estrellato político. Que fueron y tuvieron más poder mientras Leonel fue presidente que todo lo que hayan podido hacer o lograr desde el 2012 para acá.

Como referencia Domínguez Brito, te invito a que busques tus números en aspiraciones anteriores al 2012 y podrás notar que, en cualquier escenario, estabas mejor posicionado que ahora.

Mencionas en tu carta que estás aquí para defender con firmeza la democracia, pero ni te vi en estos días frente al congreso, pero mucho menos te vi expresarte en el 2015 cuando se modificó la constitución para permitir 4 años más (bien merecidos) a Danilo Medina.

 

Sobre tu último párrafo solo te diré que es cierto, los ciclos históricos pasan y se lleva con ellos a aquellos que tengan menos valores y menos arraigo y determinación, pero a los que mantienen el respeto y juegan con los bajo el término de la honestidad, prevalecen con el pasar del tiempo. Ahí está Juan Bosch como referencia.

Lo que acabo de escribirte, te explica en cierta medida, la respuesta que el pueblo ha dado a tu candidatura y a la de otros compañeros más.

Todo ustedes con la única excepción de Andrés Navarro (que desde que llegó a Cancillería me sacó de nómina); todos fueron funcionarios más poderosos y tuvieron mejor aceptación popular mientras Leonel Fernández presidía la presidencia de la República que en los últimos 7 años. Analiza eso y encontrarás la razón del estancamiento en el que se encuentran.

No culpes a Leonel de tu suerte. Él tiene tanta grandeza que estoy seguro que al igual que a Amarante, no te responderá. Es normal que en medio de la frustración uno busque a quien culpar, pero querer quemar mi partido, eso no te lo voy a perdonar.

Tu hermano, Pedro tiene mi número de WhatsApp.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *